Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

1

  Nada en la historia de la Humanidad resulta tan vergonzoso e indignante como la trata de esclavos, que en el África subsahariana representó la mayor catástrofe de la era moderna. A lo largo de la costa africana se establecieron puertos esclavistas y, si bien fueron los portugueses los pioneros, holandeses, franceses e ingleses pronto participarían de esta salvaje y criminal explotación del hombre por el hombre. Las personas eran capturadas como animales para servir como esclavos en las plantaciones de las potencias europeas, o en sus casas y haciendas.
En lo tocante a España, aunque el Tratado de Tordesillas de 1494 impedía el comercio de esclavos desde las costas africanas, pocos años después comienzan a llegar los primeros esclavos a las islas del Caribe, fundamentalmente para los cultivos de caña de azúcar, con la excusa de una gran epidemia que diezma la población indígena dejando éstas sin trabajadores. Por ejemplo, en Puerto Rico, con menos de 400 españoles había más de 2000 esclavos. Cien años después la población indígena había desaparecido del Caribe, siendo reemplazada por población procedente de África.
Pero es con la llegada de los Borbones, cuando España comienza a participar masivamente en este comercio. Felipe V de Borbón fue el primero de los reyes de España en comenzar a hacer negocios sin moral ni ética alguna. Pronto firmó un suculento contrato con la francesa Compañía de Guinea y se hizo socio de otro Borbón, su primo el rey de Francia Luis XV, por el que cada uno percibía el 25% de los beneficios de la organización esclavista.
Con el Tratado de Utrecht en 1713 la sociedad con el rey de Francia se rompe. Gran Bretaña recibe Gibraltar y Menorca y amplias ventajas comerciales en el imperio español de las Indias, concretamente el “Asiento de Negros”, concedido a la South Sea Company y que era un monopolio sobre la caza de esclavos en África que fijaba que, anualmente, Inglaterra tenía el derecho de traficar a la América española 4800 esclavos negros durante un periodo de treinta años, lo que suponía un total de 144.000 esclavos.

Tratado de 1713

Asiento de Negros de 1713

  Felipe V formalizó contrato con los ocupantes de Gibraltar y Menorca y creó la Compañía de Comercio, que actuaba de forma conjunta con la South Sea, y de esta forma cerca de 150.000 personas fueron vendidas como esclavos en pública subasta en las colonias españolas, operación ésta en la que repartía beneficios con Ana Estuardo, reina de Inglaterra. Los ingleses establecieron que la mercancía, fuesen hombres, mujeres o niños, no debían ser viejos ni defectuosos y tener sus dentaduras completas, por lo cual se les miraban los dientes como si fuesen caballos o mulas y eran salvajemente marcados con hierros candentes con los sellos del rey de España y de la compañía inglesa, de la que eran socios Ana Estuardo y diversos nobles ingleses.
Con la llegada de la Revolución francesa se toma conciencia del crimen contra la Humanidad que supone la esclavitud y, tras la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, Francia vota en febrero de 1794 la abolición de la esclavitud en las Antillas Francesas, continuando Dinamarca que prohíbe de manera total el comercio de esclavos. Años más tarde, en 1807, Inglaterra hizo lo mismo, pero no sería hasta 1832 cuando se aprueba la abolición de la esclavitud en las colonias británicas. En España, no sería hasta la llegada de la Primera República en 1873 cuando es abolida la esclavitud en Puerto Rico, pero no en Cuba, donde sería abolida en 1886, siendo España el último país en participar de manera activa en el tráfico de esclavos y la última en abolir la esclavitud, por ser una manera de enriquecimiento personal de los Borbones y la aristocracia española.

Fuente: Paco Arenas. http://www.xn--espaaporlarepublica-y3b.es/

http://www.españaporlarepublica.es/2012/10/la-corona-espanola-y-el-trafico-de.html

Anuncios