Etiquetas

, , , , ,

16536_655496307812474_310452823_n

Fragmentos de la entrevista realizada por Movimiento Visual el 14 de mayo de 2011 a José Luis Sampedro en Cala de Mijas, Málaga.

Mire usted, se ha dicho que no hay alternativa al capitalismo. Ha sido siempre un medio de dominio. Este sistema está disgregado ya y corrompido y está realmente en desmantelamiento. Que va a cambiar, eso es absolutamente imposible de evitar por parte de los que quieran evitarlo.

¿Es que la gente está loca? No, la gente está manipulada. La opinión pública no es la opinión pública, no es el resultado del pensamiento reflexivo de la gente. Y eso pasa por dos razones:

Una, porque no estamos, en general, educados para pensar, eso que exigía yo antes del pensamiento propio, del pensamiento crítico. La gente no razona, no piensa. Ahora mismo, frente a unas elecciones la gente no piensa. No hace una razón, no hace un análisis, un estudio racional, es decir, esto es mejor, esto es peor. No. Se hace, sobre todo, por razones viscerales, por las características del que habla, por la voz que tiene, por las mentiras que cuenta y se aceptan…

La otra, es que el poder existente, que hoy es el poder económico, domina los medios de información e inculca las ideas a la gente por los medios de información. La gente hoy juzga, sobre todo, por lo que ve en televisión o por lo que lee en los periódicos; pero sobre todo por lo que ve en televisión, y vota según lo que ve y lo que le dicen en televisión y no piensa para nada en lo que le ocultan.

Lo que llaman opinión pública es una opinión mediática. Una opinión creada por la educación y por los medios, ambas cosas interesadas en lo que interesa al poder, porque el poder controla la educación y controla los medios, nada más.

Al hacer mediática la opinión pública te has cargado la libertad de todo el público.

En este momento hay dos partidos, esencialmente. Debía haber más, yo no estoy de acuerdo con el sistema, pero el sistema electoral conduce esencialmente a eso y forma parte deliberada del dominio de la situación.

Los dos gobiernos son dos gobiernos capitalistas, que es lo que se está hundiendo: el sistema financiero y capitalista. Y los dos son esclavos de los financieros. Y la prueba es que, en la salida de la crisis, pues los financieros han salido estupendamente, ya ganan lo que les da la gana, viven como antes, se reparten el mismo dinero, hacen lo que quieren mientras los demás seguimos pagando las consecuencias.

Porque me parece que hay que buscar otro equilibrio con los partidos si es posible, lo que es posible. Porque lo que llaman izquierdas, es decir, el estar con los pobres, pues no lo representa ninguno de los dos.

La cultura nuestra, la occidental, tiene una crisis de valores brutal porque ha sustituido los valores por los intereses. Hoy lo que mueve a la gente es el interés económico y lo que vale, como dijo Marx, es la mercancía. Lo decís en el DemocraciaYA. Y hay otras formas de desarrollo: el desarrollo de las personalidades, el desarrollo hacia dentro de cada uno. El ser cada uno, cada vez más perfecto, mejor, más humano, más positivo. No especialmente codicioso por la productividad. Hacerse más persona.

Hay alternativas, claro que hay alternativas. De modo que, no se preocupe, cuando se hunda esto y se está hundiendo –estamos viviendo la barbarie que produce ese hundimiento-, vendrá otra cosa. La vida no se para. ¿O se van a creer los banqueros que son inmortales?     

Mire, cualquier cosa que se haga puede cambiar las cosas… no “puede cambiar las cosas”, puede “ayudar a ir cambiando las cosas”.

La actitud esencialmente es tomar conciencia de la realidad. No aceptar sin crítica propia, no aceptar sin discusión interior de uno todo lo que nos dicen.

Y claro, si se hace una manifestación o se hacen más, y si los jóvenes os unís, sobre todo porque sois los que vais a pagar el pato después ¿verdad?, si lo hacéis, podéis enderezar las cosas. Pero pensar que una manifestación cambia las cosas es difícil.

Pero hay que seguir adelante. Las batallas hay que darlas se ganen o se pierdan, hay que darlas por el hecho mismo de darlas. Porque eso nos ratifica.

Se ha degradado el sistema, de modo que, efectivamente, hay alternativas. Y vendrán, las alternativas vendrán se haga lo que se haga, seguro.

¿El domingo 22? Voy a votar, voy a votar, voy a votar…

Otro mundo es posible. Y yo digo, no, otro mundo no es posible, otro mundo es seguro, otro mundo es seguro… lo que sí es seguro es el cambio. Ahora, ¿el cambio hacia dónde? Ah, eso ya depende de lo que hagamos.             

Causas y reflexiones del movimiento #15M con José Luis Sampedro y ciudadanos manifestantes

Anuncios