Etiquetas

, , ,

 Qué poco valoramos las cosas cuando no las hemos perdido: el asfalto sucio, una mancha de aceite o de gasolina o un papel tirado en la acera pueden resultar hermosos. Sobre todo si en algún momento se ha tenido la certeza de no volver a verlos nunca.
Palabras
Anuncios